receta-spaghetti-con-albóndigas
General,  Pasta

Spaghetti con albóndigas, como en la dama y el vagabundo

En esta receta de spaghetti con albóndigas vamos a combinar otras ya hechas en el blog, un modo de hacer cocina de aprovechamiento. Ahora que ya tenemos las tardes más libres, vamos a intentar dar ideas para cocinar rápido y para toda la semana. Las dos recetas en las que nos vamos a apoyar son la de tomate frito casero en Thermomix que subimos hace un tiempo y la de albóndigas del IKEA, esta es más reciente.

Nosotros teníamos tomate frito ya hecho y congelado y como hicimos albóndigas como para un campamento, pues congelamos también. El resultado fueron unos spaghetti rápidos y riquísimos. Vamos a resumir cada receta para que no tengas que visitar las dos y esté todo a mano, pero si quieres más info o consejos de alguna en concreto, date una vuelta por ellas porque son geniales.

Ingredientes para la salsa de tomate

  • 120 gr de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 800 gr de tomate triturado en conserva. Si es en trozos o entero no pasa nada. Tampoco pasa nada si quieres echar tomates naturales.
  • 1 cucharadita de azúcar
  • ½ cucharadita de sal. Puedes echar más después si lo encuentras soso
  • Especias para condimentar, por ejemplo: albahaca fresca y orégano

Ingredientes para las albóndigas

Ojo, con esta receta salen muchas, mira la foto más abajo. Si no quieres tantas o solo quieres para unas raciones de spaghetti con albóndigas, reduce las cantidades a la mitad, menos el huevo, ese échalo tal cual.

  • 750 gr de carne picada mixta (500 gr de ternera y 250 gr de cerdo)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 100 gr de pan rallado
  • 1 huevo
  • 5 cucharadas soperas de leche, mejor leche entera
  • Sal y pimienta generosamente

Cómo hacer spaghetti con albóndigas

1. Primero vamos a hacer las albóndigas. Pon en el vaso la cebolla y el ajo en el vaso y tritura 5 segundos a velocidad 7, si ves que quedan trozos grandes baja los ingredientes al fondo y vuelve a programar 2 segundos hasta que quede a tu gusto. Cuando esté añade el resto de los ingredientes: la carne, el pan rallado, el huevo, la leche y la sal y la pimienta. Programa 30 segundos / velocidad 5. Cuando la mezcla esté lista dale forma a las albóndigas, no muy grandes y deja en el frigorífico 2 horas reposando.

como-hacer-albondigas-ikea-thermomix

2. Mientras que las albóndigas están reposando, hacemos la salsa de tomate casera. Pon en el vaso: la cebolla cortada en 4, el ajo, y el aceite de oliva. pica toda la verdura programando 5 segundos a velocidad 5. Cuando esté listo vamos a sofreír todo, para ello programa 7 minutos a temperatura 120ºC y velocidad 1. Cuando esté listo añade los 800 gr de tomate triturado, la sal, el azúcar y las especias, termina de preparar la salsa de tomate sofriendo todo 20 minutos a temperatura 100ºC y velocidad 2. Cuando esté listo tritura para que quede una salsa de tomate finita, programa 1 minuto con velocidad progresiva del 6 al 10. Vete viendo si te gusta así o quieres darle un poquito más, como más te guste.

receta-salsa-tomate-casera

3. Una vez que las albóndigas hayan reposado y la salsa esté lista y enfriando, pon aceite en una sartén y vete dorándolas por tandas a fuego medio. Como se tienen que hacer bien por dentro puedes controlar el fuego para que se hagan poco a poco o marcarlas por fuera y meterlas 30 minutos al horno a 180ºC tapadas con un papel albal para que terminen de cocinarse. Tú decides.

albondigas-ikea-thermomix-receta

4. Cuando las albóndigas estén bien hechas calienta en una sartén la salsa de tomate que vayas a usar y pon las albóndigas dentro para que se vayan impregnando del sabor. Deja la sartén al fuego muy bajito, lo justo para que estén calientes. Ahora pon a cocer los spaghetti que vayas a hacer en abundante agua con sal. El tiempo de cocción de los spaghetti depende de lo que ponga en el envase.

spaghetti con albóndigas

5. Cuando los spaghetti hayan terminado de hacerse tienes dos opciones, poner una cantidad en un plato y añadir la salsa de tomate con albóndigas por encima o echar los spaghetti a la sartén y remover todo. Como prefieras. ¡Un poquito de parmesano rallado por encima y a comer!

spaghetti-con-albóndigas
Del hambre que tenía hice la foto corriendo y movida, hehehehehe sorry

Trucos, consejos y otras cosillas

  • Estas recetas son completas así que te van a salir muchos tarros de tomate y muchas albóndigas. Nuestro consejo es que los tarros de tomate los almacenes al vacío o los congeles y que las albóndigas hagas, además de esta receta, la de albóndigas de IKEA. También puedes aprovechar la carne para hacer hamburguesas caseras si no quieres tanta albóndiga.
  • Las albóndigas puedes hacerlas el día antes sin problema y dorarlas al día siguiente.
  • Ambas elaboraciones se pueden congelar y quedan fetén, si te ha gustado congela una ración de albóndigas y una de tomate, el día que tengas hambrecita buena descongelas esto, cueces unos spaghetti y te das un homenaje.
  • Si te pasas con la sal en el tomate agrega un pelín de azúcar hasta que vaya cambiando el sabor, si aún así no lo arreglas, echa un bote de tomate frito. Ayuda.
  • En el tomate puedes añadir también pimiento verde y rojo para darle todavía más sabor caserito y que esté más bueno.
  • Puedes hacer las albóndigas de pollo y pavo si quieres un plato con menos calorías.

Desde Varoma Fest te recomendamos

¿Qué crees que vamos a recomendar con esta receta? es que vamos, si no unimos los spaghetti con albóndigas a la película de la dama y el vagabundo nos llama Disney para denunciarnos. Pues lo dicho, ponte la película en casa y si tienes pareja, crush o similar, prueba a interpretar la mítica escena del spaghetti, pero cuidado, mastica, que no se te vaya por el otro lado y te ahogues.

Resumen
recipe image
Receta
Spaghetti con albóndigas
Autor
Fecha
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *